Tipos de Placas Solares

La energía solar se puede recoger mediante una serie de dispositivos diseñados cada uno de ellos para unas funciones específicas.

La energía obtenida en estos dispositivos puede ser utilizada para procesos fotoeléctricos (la energía solar es utilizada para calentar un fluido, por ejemplo, el agua, que después es almacenado o distribuido) o para procesos fotovoltaicos donde la energía solar se transforma en energía eléctrica.

Los principales tipos de placas solares usados en los procesos fotovoltaicos son:

- Colectores de Placa Plana: Los colectores de placa plana se han usado para calentar agua y para la calefacción (el sistema típico usado para la casa).

Este tipo de sistema utiliza colectores fijos, montados sobre el tejado. El ángulo de inclinación óptimo para montar los colectores depende de la latitud. En general, para sistemas que se usan durante todo el año, como los que producen agua caliente, los colectores se inclinan (respecto al plano horizontal) en un ángulo igual a los 15° de latitud y se orientan unos 20º latitud S o 20º de latitud N.

Además de los colectores de placa plana, están constituidos por bombas de circulación, sensores de temperatura, controladores automáticos para activar el bombeo y un dispositivo de almacenamiento.

Estos tipos de placas solares son capaces de calentar fluidos como el agua hasta unos 82 grados de temperatura por eso son los adecuados para el hogar.

- Colectores de Concentración: Para usos como el aire acondicionado y la producción central de energía y de calor para cubrir las grandes necesidades industriales, los colectores de placa plana no suministran fluidos con temperaturas lo bastante elevadas como para ser eficaces. Como alternativa, se pueden utilizar colectores de concentración más complejos y costosos.

Se trata dispositivos que reflejan y concentran la energía solar incidente sobre una zona receptora pequeña. Como resultado de esta concentración, la intensidad de la energía solar se incrementa y las temperaturas del receptor (llamado "blanco") pueden incrementarse a cientos de grados.

Los concentradores deben moverse para seguir al Sol si se quiere que actúen con eficacia; los dispositivos utilizados para ello se llaman heliostatos, que son una especie de espejos que se mueven mecánicamente o por control informatizado para reflejar la máxima cantidad de radiación solar hacia el blanco.

Mas noticias sobre: Placas Solares

Recomendar:

 

Pablo
Agosto 6, 2009
Valora esta nota
COMENTARIOS